Make your own free website on Tripod.com

 

C.B.F.

Brasil Tetracampeón Mundial

Una página no oficial realizada por un brasileño                 

        English Version English     Versão em Português Português     Version en Français Français         

1958 - Sweden

Suecia-1958   foto 01   foto 02

Nadie tenia mucha fe en aquella selección, pero ella poseía la predestinación de los victoriosos. El primer partido fue vencido con facilidad, 3 a 0 contra Austria. En el segundo, sin embargo, Brasil empató sin goles contra Inglaterra. Entonces, Didi y Nílton Santos, los líderes del equipo, intensificaron las gestiones junto al técnico Vicente Feola, y al jefe de la delegación Paulo Machado de Carvalho para que Pelé y Garrincha fueran incluidos en el once titular.

El estreno de ambos en la partida siguiente contra la temible URSS marcó el inicio de la caminata rumbo al título. El fútbol científico de los soviéticos acabó disipado por 2 a 0, en una exhibición vertiginosa de Garrincha. El juego defensivo de País de Gales cayó frente a la genialidad de Pelé, 1 a 0. Quedaba por enfrentar Francia, el mejor equipo del mundial al lado de Brasil, victoria por 5 a 2.

En la decisión contra los dueños de casa, Suecia, Brasil sufrió el primer gol. Didi agarró el balón y lo llevó calmadamente hacia el centro de la cancha implorando una reacción de los compañeros. No pudo ser de otra manera, Brasil 5 a 2. Al fin, Brasil campeón del mundo.


1962 - Chile

Chile-1962   foto 03   foto 04

La mayoría no confiaba en aquella selección un poco más vieja, es verdad, pero ella contaba con Garrincha en muy buena forma y principalmente Pelé en pleno auge. La campaña que se creía fácil luego se volvió dramática, en el segundo juego. Pelé se distendió el tobillo y Brasil perdió al Rey. Por suerte, ahí estaba Mané Garrincha.

En la tercera partida, la selección necesitaba de una victoria, al igual que sus adversarios. Los españoles salieron adelante y casi logran una ventaja mayor. Nílton Santos cometió penalty, pero "malandramente" dio un paso afuera del área y el arbitro sólo pitó falta. A partir de entonces, Garrincha empezó un verdadero baile. Después de driblar varias veces a los defensores españoles, le brindó un gol hecho a Amarildo, que había entrado en lugar de Pelé, y que se consagró así con el segundo tanto. Contra Inglaterra, Mané hizo hasta un gol de cabeza y Brasil venció por 3 a 1. En la semifinal, la selección despachó a los chilenos, dueños de casa, por 4 a 2, a pesar de la pésima actuación del árbitro peruano Arturo Yamasaki quien, inclusive, expulsó a Garrincha.

Con la movilización hasta del Presidente de la República, Brasil logró que Mané fuera escalado para la decisión contra Checoslovaquia. Garrincha, entretanto, estaba con mucha fiebre. Pero su presencia sirvió para monopolizar la atención de la defensa adversaria, mientras que los demás jugadores garantizaban el bicampeonato por 3 a 1.

 

1970 - Mexico

México-1970   foto 05   foto 06

Después del fracaso del 66, la selección tuvo que dar la vuelta por encima. En las eliminatorias, Brasil venció en los seis juegos que disputó, bajo el comando del técnico João Saldanha, el gran responsable por la reorganización del seleccionado. Pero Saldanha tenía un gran "defecto" para un técnico: no sabia recibir críticas. Por eso, a pesar de la campaña exuberante del equipo, acabó por abandonar el comando. Para dirigir las "Fieras de Saldanha" el elegido fue Zagalo.

En México, la selección realizó la más perfecta campaña en toda la historia de los mundiales con seis victorias en seis juegos, (siendo que) Jairzinho marcó en todos los partidos. En la primera fase, Brasil disputó su partida más difícil contra Inglaterra, para entonces campeón del mundo. El único gol nació de una jugada personal de Tostão. El centroavante volvió loco el sector derecho del English Team y cambió el juego. Pelé recibió el balón y lo dio para que Jair marcara.

El juego más dramático, entretanto, todavía estaba por venir. En la semifinal contra Uruguay, Brasil perdía uno a cero hasta el final del primer tiempo, cuando Clodoaldo empató. En el segundo tiempo la victoria se consolidó por 3 a 1.

En la final contra Italia, Brasil marcó cuatro goles exhibiendo su superioridad y consagrándose como el primer país en ganar un tricampeonato mundial. Acontecimiento que le dio derecho a la mayor honra del fútbol, la posesión definitiva del trofeo Jules Rimet.

 

1994 - U.S.A.

EUA-1994   foto 07    foto 08

La conquista del tetracampeonato mundial osciló entre el pragmatismo del técnico Carlos Alberto Parreira y la genialidad de Romário. Parreira trató de armar una defensa fuerte, con dos excelentes zagueros, Márcio Santos y Aldair, y un medio campo batallador, con Dunga y Mauro Silva. Pero no logró otorgar creatividad en la confección de las jugadas que tuvieron una dependencia casi exclusiva de Romário y Bebeto. Los resultados de la última fase reflejan bien como el seleccionado jugó: 1 a 0 contra Estados Unidos; 3 a 2 contra Holanda, con un gol de falta bárbaro ejecutado por Branco; y 1 a 0 contra a Suecia en la semifinal. En el partido decisivo, un angustiante 0 a 0 que se prolongó hasta el pitazo final de la prórroga.

En la dramática decisión por penales, Brasil venció gracias a los errores de los jugadores italianos -en particular Roberto Baggio- y a una histórica defensa de Taffarel. Sin duda alguna, Brasil mereció ser el primer Tetracampeón de la historia. Pero hubiera podido ganar con mayor facilidad.

 

?

 

No Violence